domingo, 19 de julio de 2009

Nuestros encuentros.

Las palabras pierden sentido
cuando tus ojos me miran.
Esos silencios placenteros
en los que nos envolvemos
y habitamos.
Aferrados a abrazos cálidos
como la brisa de verano.
Las estrellas nos miran con recelo
cuando impregnamos
sabanas de sudor compartido.
El cielo se enmudece
siendo espectador de lujo
de nuestros cuerpos
desprendiendo pasiones
insuperables e indescriptibles

No hay comentarios:

Publicar un comentario