domingo, 12 de julio de 2009

Viaje a la nada

Habrán lunas nuevas
en noches interminables
de recuerdos y ausencia
de lágrimas de dolor real

Sentado en la orilla un navegante
me ofrece un viaje a mar abierto
guiados por mapas invisibles
a ver si encuentro alguna señal

Una luz opacada por la neblina infernal
que nos visita
cubriendo nubes grises
que se mecen en el cielo
nos hace perder el norte
de un viaje sin destino

El me susurra volvamos a tierra firme
mañana saldrá el sol nuevamente
un sol que me quemara las heridas
recientes y las del pasado
que nunca cicatrizaron
cuando yo busco hundirme en el fondo del mar
sentir la compañía de peces de colores
conocer el mar desde la profundidad
asimilando ese espejismo en el que
se convirtió mi vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario