miércoles, 2 de septiembre de 2009

Yo

Yo que me creía ciudadano ilustre de tu sonrisa
y no era más que un borracho que pasaba.

Yo que me creía un garañón
y la investigación de mi alma
arrojaba daños irreversibles.

Yo que presumía de afortunado
mientras mi fábrica de sueños
era embargada por déficit de caricias.

Yo que te ofrecía el firmamento
y las estrellas estaban de huelga.

Yo sin ti no se quien soy.

Andrés Belalba.

3 comentarios:

  1. que gran poema belandio. yo también era otro borracho que pasaba

    ResponderEliminar
  2. Gracias Mikele por ponerme la mano en el hombro,esto me ayuda a seguir con esto.Un abrazo de Oso.

    ResponderEliminar
  3. Borracho???? jajaja me acuerdo de eso! y las cosas q me decias cuando estabas asi...demasiado bello!!!!
    Sigue asi, vas a llegar lejos, q gran corazon tienes y no lo supe apreciar!
    Te quiero...
    D.P

    ResponderEliminar