sábado, 1 de mayo de 2010

No hay blanqueador que pueda quitar las manchas de una guerra.

Belan

No hay comentarios:

Publicar un comentario