viernes, 31 de diciembre de 2010

Y viceversa

Porque soñar cuesta un ojo de la cara
Porque equivocarse es aprender
Porque adivinar no es acertar
Porque los que ganan no saben perder

Porque pedir no es mendigar
Porque el grito vive del silencio
Porque el ayer muere sin mañana
Porque el maestro aprende del alumno

Porque los poetas
son abandonados por las musas
Porque el perro callejero
es el mejor amigo de la luna
Porque la sangre
desborda los ríos
Porque las guerras
las ganan quienes las evitan

Porque el progreso se toma un receso
Porque el perdedor no se da por vencido
Porque los santos nuevos no saben hacer milagros
Porque la verdad perdió credibilidad

Porque el mundo vino averiado
Porque el futuro sufre de pasado

Andrés Belalba.

1 comentario:

  1. Harás un poema respondiendo a todas las preguntas? Yo las quiero saber.

    ResponderEliminar