miércoles, 15 de junio de 2011

Aunque

Aunque sufra de vértigo
camino por la cornisa de tu cuerpo.

Aunque conseguí el antídoto para el olvido
siempre sufro recaídas.

Aunque no me hagas preguntas
yo respondo en silencio.

Aunque sobren las palabras
tengo mucho que decir.

Aunque no me veas en ningún lado
siempre estoy en todas partes.

Aunque cambie la cerradura
tu llave siempre abrirá mi puerta.

Aunque me des la espalda
ataco tu retaguardia.

Aunque rompa las cadenas
sigo siendo esclavo de tu belleza.

Aunque no sé para quien escribo este poema
pongamos que hablo de ti.

Belindro Beltrandia

1 comentario: