jueves, 12 de abril de 2012

Todos se ríen de mí

Todos se ríen de mí

El chico de la boutique se ríe de mí
detrás de la vidriera.
El maniquí, también.

La chica del tiempo se ríe de mí.
El pronóstico de ese día, también.

El director del banco,
El tele cajero al consultar mi saldo,
El viejo verde y la chica joven que va de su mano me guiña el ojo,
se ríen de mí.

El suicida antes de saltar,
El escritor de libros de autoayuda,
La señora que toca mi puerta para hablarme de Dios,
incluso el Cristo que cuelga de su cadena, se ríen de mí.

La poesía se ríe de mí,
El papel en blanco, también.

El pasado y la gitana que me lee el futuro se ríen de mí.

En el metro todos se ríen de mi: el Yonki, el punki,
el trajeado,la universitaria,el paleta que duerme,el guiri,
los retro,los de gafas estrambóticas,el carterista, el revisor.
La voz que anuncia la estación en la que debo bajar, también.

El espejo se ríe de mí.
Yo me río de mí mismo.

Entonces me despierto alterado y mi novia me dice:
"Era una pesadilla, vuelve a dormir".
Pero el sueño también se ríe de mí.

Andrés Belalba

No hay comentarios:

Publicar un comentario