miércoles, 2 de mayo de 2012

Anecdotario


I
Él siempre sabía la hora exacta. El día

que el reloj se detuvo perdió la memoria.

II
El miedo no es por el fin del mundo
sino por que todo vuelva a empezar.

 III
Mantener el mundo real

fuera del alcance de los niños.

 IV
Ella le dijo "cierra los ojos

y no los abras hasta que yo te diga".

Aún sigue esperando.

 V
Un poema escrito desde el yo

inspirado en un yo común.

 VI
Debajo de todo este arsenal

está el corazón.

 VII
La respuesta a la inmensa pregunta

fue un gran silencio.

 VIII
El analfabeto del amor no sabe leer los ojos

ni escribir con los dedos en un cuerpo de mujer.








No hay comentarios:

Publicar un comentario