domingo, 5 de enero de 2014

Pon Poesía

Pon poesía
en una hoja en blanco cercada por leones,
en el pensamiento de un suicida,
en la boca de un lobo,
en el último piso de un rascacielos.

Pon poesía
en los espejos de los lavabos de las Naciones Unidas,
en la sonrisa falsa de Ronald Macdonal,
en las vallas de Melilla,
en el Sistema Operativo de la Humanidad.

Pon poesía
en el corazón de una estatua,
en el eco del deseo,
en una cerradura con doble llave,
en la mirada de un boxeador retirado.

Pon poesía
en las manchas de humedad del pasado,
en las entrañas de una bala,
en un puño de hierro,
en la Franja de Gaza.

Pon poesía
en la mano de un mendigo,
en el ojo del huracán,
en los callos de las manos de los obreros,
en las aguas sucias de las tuberías del olvido.

Pon poesía
tras el final de este poema.

Andrés Belalba.

1 comentario: