jueves, 7 de agosto de 2014

Este poema nació para no morir jamás

Este poema nació para no morir jamás y te pronunciará en la habitación a oscuras que ninguno de los dos encenderá y renacerá en la cera derretida de la espera, allí donde solo quedan las cenizas de tus lágrimas y los gusanos del tiempo vacían lentamente el cuerpo de tu sonrisa.

Este poema nació para no morir jamás,
aunque quede huérfano de ti que no fuiste y de mi que no soy,
aunque derrames el vaso de versos que besaban tus ojos y que se nutrían de este poema que nació para no morir jamás.

Belan

No hay comentarios:

Publicar un comentario