domingo, 24 de agosto de 2014

Vengo

Vengo del amor de mis silencios,
vengo de las cadenas rotas de mi esclavitud,
vengo de los ladridos distantes de los perros
de mi memoria,
vengo de los restos de mi infancia que aún me quedan
en los ojos,
vengo del viento que mueve los árboles de mis miedos,
vengo del rojo vivo de tu piel,
vengo de los latidos que decidimos unir en el reloj
del tiempo restante,
vengo del personaje que no se separa del yo real,
vengo de las palabras atascadas en mi garganta,
vengo de la duda entre el niño que fui y el hombre que no seré.

Belan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario